jueves, 19 de julio de 2007

"Una oscuridad arbitraria, tal vez; un evitarse a sí mismo; una esquivez frente al ruído, la veneración, el periódico, la influencia; un pequeño oficio, una vida corriente, algo que, más bien que sacar a la luz, oculte; un tratar de vez en cuando con inofensivos y alegres animales y pájaros, cuya visión recrea; como compañía, una montaña, pero no muerta, sino una montaña con ojos (es decir, con lagos); y aun a veces un cuarto en una fonda a bierta a todo el mundo, abarrotada, en la que uno está seguro de ser confundido con otro y en la que puede hablar impunemente con cualquiera, - esto es aquí "desierto": ¡ oh, es bastante solitario, creedme!"

5 comentarios:

Anónimo dijo...

creo q aqui pone:):) complicao porq no se si es cita o si es tuyo:) q si has conseguido no ser sujeto, en un mundo de sujetos, tienes la soledad del q juega, y obviamente no te sientes acompañado por las pequeñas fichas q estan dentro del juego,,,y creo q ser el bufon mas alla del heroe y reirse hasta de la propia verdad q te mantiene es juguetearte/vivirte. q es una clave importante creo;)
loviusssss

esther dijo...

por cierto la de arriba :) soy esther :) la q estupidia el doctorao en filo de la risa en alicante:)

Mariano Cruz dijo...

Querida Esther, si el juego al que te refieres es el solitario, totalmente de acuerdo. Besos

diafana dijo...

Sentir la arena del desiesto arañando, secando la piel mientras te rodea una multitud informe.
Terrible soledad la que se vive acompañado.
Aunque otro punto de vista podria ser el renovador efecto peeling de la arena en la piel, arrastrando celulas muertas, inservibles y opacas, dando paso a un respirar cristalino y una ligereza que invita a saltar.
Me gustan los desiertos :)

M. Bernal dijo...

'Cuando en los aires desiertos se extiende tu fibra,
una dulce tregua misteriosa me libra'